Materiales y cuidados

Todas nuestras joyas están hechas de plata, plata con baño en oro, acero inoxidable o titanio, y están certificadas.

1. PLATA 925 O PLATA CON BAÑO EN ORO

Nuestras joyas son de plata de ley 925 bañada en oro de 18 quilates con un proceso de revestimiento electroforético. Las joyas de plata con baño en oro no se deben usar para los piercings nuevos (recién hechos), solo en perforaciones completamente cicatrizadas y sanas.

Ten en cuenta que hay factores que pueden hacer que el baño en oro se pierda, como la sudoración y el contacto con químicos (como perfumes, cremas o incluso nuestro propio PH). Estos son los cuidados que deberás tener para que el color de tus joyitas Benedyctina dure mucho más tiempo:

  • Evita sudar con tus joyitas.
  • Mantén tus joyitas alejadas de químicos como perfumes, el cloro de las piscinas, alcohol y la sal del mar.
  • Para limpiarlas, utiliza agua tibia, jabón neutro y un cepillo. Si notas que han perdido un poco su brillo, solo debes frotarlas con un pañito para limpiar joyitas en plata. 
  • Guárdalas en los sobres que incluimos con cada joya o en un joyero para protegerlas de elementos externos que puedan dañarlas, como llaves o elementos filosos.
  • Si tienes un PH muy ácido (por ejemplo, las joyas de plata las sueles oscurecer con rapidez), te aconsejamos ponerles una fina capa de esmalte de uñas transparente, para darle una capa extra de protección a la joya. 

Es normal que las joyitas de plata se oscurezcan, es una reacción natural de la plata con el oxígeno. 

2. ACERO INOXIDABLE

El acero inoxidable que usamos para nuestra joyería es acero inoxidable 316L, el más usado para la joyería corporal. Se puede usar en piercings recién hechos sin problema. Para la mayoría de personas, este material no causa alergias; sin embargo, para quienes son muy alérgicxs o que solo pueden usar oro, este material puede causar molestias. 

Antes de usarlas, y para limpiarlas, lávalas con un jabón antibacterial suave. Si tienen circonitas, no limpies las joyas con alcohol. Así mismo, guárdalas alejadas de cualquier elemento filoso que las pueda maltratar.

Usamos revestimiento de PVD de 18 quilates para asegurar que su color dorado dure entre uno y dos años. Para que el color dure mucho más, evita su contacto con agentes abrasivos como cloro, alcohol y acetona.

Para limpiar tu joyita en acero, humedece un paño con agua tibia y un poco de jabón suave y frota la joya hasta que esté limpia. Después, enjuágala y sécala con un paño seco y limpio.

3. TITANIO

El titanio es el mejor material para dejar sanar un piercing recién hecho, y el mejor para las alérgicas al níquel. El que usamos para nuestros piercings es el titanio titanio G23 o titanio F136.

Es necesario que laves tus joyas de titanio cada vez que lo consideres necesario por cuestiones de higiene. Para limpiarlas, sumérgelas en un plato con agua tibia y jabón unos cuantos minutos, enjuaga las joyitas en agua y sécalas con un paño seco.